Ufff, respiro profundo con mucha satisfacción, culminó nuestro gran evento solidario MORRO XTREM en su quinta edición, digo gran evento, porque efectivamente es un gran evento; en este año, me siento particularmente mas feliz por haber contado con la presencia de mi familia, mi esposo Walter y mis hijos Andy y Marina, ellos están felices porque me comentan que no imaginaban que el Morro Xtrem fuera una fiesta deportiva con tanta energía positiva de todos. Me dicen mamá, no imaginamos que este evento fuera tan lindo, y ahora están con la idea que debería de promocionarse más, porque la gente no sabe lo que se pierde.

Llegando a la oficina el día de hoy lunes 22, encontré todos los chicos que se habían inscrito y que por muchas razones no pudieron asistir ni siquiera a recoger sus kits porque la mayoría son chicos que los fines de semana van a sus chacras para apoyar a sus padres y contribuir con la manutención de sus hermanos menores y de ellos mismos. Pero me recibieron con muchas preguntas sobre nuestro Morro Xtrem y la alegría de saber que nos fue bien, pero con el lamento de no haber podido recoger sus kits.

Mi puesto y responsabilidad asignada fue la plaza de armas de Calzada, cuando Maritcita lo anunció, no lo niego me asustó un poco, uyy dije es una enorme responsabilidad, pero lo logramos, de tal manera que estuve como volante en todas las áreas y vigilando y tratando que todo este bien, no debería decirlo yo, pero me atrevo a pensar en voz alta, salió todo bien, claro esta con algunas dificultades como en todo gran evento (no dejaremos de tener falencias) pero seguimos avanzando…..En esta rutina de ir y venir de mirar en todo lugar, coordinar con la policía, para despejar la ruta para el 10K, mirar como podemos embarcar a las personas que no faltan a ultima hora para el 4K, que estaban encima de la hora, entre otras cosas, me paré en un momento en la venta de los libros y escucho mi nombre diciendo que el señor que acaba de comprar un ejemplar de “Un Pie a cada lado” quería el autógrafo de la autora; me emocionó mucho este gesto de nuestro comprador, porque se trataba de una persona muy sencilla (en el buen sentido de la palabra) un ciudadano de a pie, que con mucho gusto ubiqué a la autora, que igualmente con mucha emoción y alegría (se notaba en su rostro), lo firmó con la amabilidad que le caracteriza y me indicó que por su interés en el libro, se le obsequiara algún detalle de nuestra venta Tangarana.

¡Te espero Morro Xtrem con las mismas ganas y el optimismo que la 6ta edición será mucho mejor! Y a nuestros amigos visitantes tanto extranjeros como nacionales, que tengan un lindo viaje y les esperamos el próximo año para seguir apoyándonos. Millón de gracias a todos ustedes, fue una grata experiencia.

Especial agradecimiento a nuestra Maritza por su empuje y su perseverancia, digno de imitar, y por supuesto a su esposo Jan y a su Erick, por sus paciencias. Gracias totales.

Rosita