Cada vez es más difícil irse

Mis amigas hormigas no dejan de sorprenderme, ahora con más retos y aventuras!!! Es indescriptible la emoción y hay tanto que decir de ellas, pero por ahora, lo que más fresco se me viene a la mente:

Esta es la tercera vez que me integro con las Tangarana, las dos veces anteriores fueron como su “profesora” (así como cariñosamente me llaman aunque sean ellas las que me enseñan a mi). Esta vez, fue como una Tangarana más, será por ello que -como escribí en un post – sentí que “Cada vez es más difícil irse…” ahora realmente me identifico con la sensación de estar “Con un pie a cada lado”… y hablando de pies, bueno, metí el mío en un hueco que en la mañana se había tapado con piedritas para que no pasaran accidentes, pero que para la noche ya estaba huequito otra vez, pero no importa, estoy tan emocionada aún con lo vivido que me olvido por completo pues los cantos de los niños para llevarse el Cancionero Muki Muki, me han hecho flotar; me han alegrado el alma y me han hecho ver cuántas cosas se pueden lograr con esos pequeños, quienes pronto serán los responsables de mantener este paraíso lo más a salvo posible. Seguimos conectados y comprometidos, a donde vayamos, todos con quienes compartimos estos hermosos momentos porque Tangarana somos todos y cada uno, siempre que dudemos de lo que podamos lograr, digámonos “Tangarana, soy yo!!

Marilú Guerrero