Compartiendo una fiesta deportiva familiar solidaria

Mi caminata al Morro de Calzada fue increíble, participamos conjuntamente con mi esposo Rony, vivimos en Estados Unidos, y justo coincidió con nuestras vacaciones a Perú; gracias a mi hermana Jovita con su entrañable entusiasmo nos animó hacer la caminata al morro conocemos sobre el evento que organiza en Centro Excursionista Tangarana y el trabajo que realizan, antes fuimos a recoger nuestras dorsales y vimos la organización; ella nos invitó a todos de casa igualmente asistieron mi papá con sus 79 años, llegó a la cima con buen ánimo y mi mayor sorpresa llegó antes que yo .

Mi mami Amalia con sus 82 años pese a sus dificultades de la visión deseaba caminar hacia el morro faltando poco para llegar a la cima, al principio fui con Rony, pero él veía la prisa y el entusiasmo de los demás participantes, era una gran fiesta ser parte de ello, pensó que podía ir a su ritmo de los demás y me dejó…. para ir rápidamente… bueno seguí caminando a mi paso, realmente ser parte de la experiencia me hizo sentir muy feliz en cada paso que daba, me decía a misma al principio que no llegaré, al poco tiempo de seguir caminando escuchaba las voces de varios voluntarios que alentaban… decían ¡¡usted puede, vamos si se puede!, así cambié de idea, me mentalicé positivamente me decía que, sí llegaré, y sí logré subir la cima, que felicidad estar en la cima.

Muchas gracias a los integrantes del CE Tangarana por el extraordinario trabajo de organización de este evento, y mucho más saber sobre el objetivo que tiene la organización el cual permitirá ayudar a muchos jóvenes y claro información que nos permitió conocer más por mi hermana Jovita, ella nos involucró a toda la familia, pasamos un lindo momento, compartiendo de una fiesta deportiva familiar solidaria, estaremos contentos de seguir participando el próximo año.

LUCIA APPLEBY