DÍA 16.04.2019 – MARTES –  Este viaje tan ansiado está a punto de empezar… me despierto a las 4 de la madrugada… desde el Masnou tengo que recorrer un buen tramo de autopista hasta Gelida para recoger a Montse y después rumbo hacia el aeropuerto, descargamos las “maletas solidarias” y dejamos el coche en el parking. Nos encontramos en seguida con algunos de los 10 integrantes el grupo de Barcelona, un par de caras conocidas… otras no… nos presentamos y enseguida, quizás porqué nos une una misma ilusión, se establece una buena química.

Salimos puntuales de Barcelona hacia nuestra primera etapa, Madrid, no tenemos mucho tiempo… el vuelo hacia Lima ya embarca… nos han asignado asientos separados, así que después de concordar unos cambios conseguimos sentarnos con nuestras parejas. Nos esperan 12 horas de vuelo… un largo viaje hacia una tierra nunca vista, pero no del todo desconocida… los relatos de Maritza y los videos que pasa durante nuestros encuentros en el Nàutic de Villassar nos han permitido tener una pequeña idea de lo que encontraremos allí, aunque cada uno elabore después las informaciones como cree oportuno dejando que trabaje su imaginación.

DÍA 17.04 2019 – MIÉRCOLES – Por fin llegamos a Lima, aquí nos informan que tenemos que recoger las maletas ya que no ha sido posible facturarlas hasta Tarapoto que es nuestro destino final. No tenemos mucho tiempo así que vamos directos a las cintas… tenemos un montón de maletas, somos diez personas y tenemos 2 cada una, son 20 maletas muy voluminosas que recogemos, vamos muy justos de tiempo, nos dirigimos a la facturación del otro vuelo que sale a las 7:27pm… pero la pantalla pone las 20:05, son las 7… nos da tiempo, llegamos al embarque y… sorpresa!. No nos dejan pasar porqué según ellos el embarque ya se ha cerrado!!! No escuchan nuestras explicaciones y por mucho que se haga nos dejan en tierra… descubriremos después que, a los 5 minutos del cierre del embarque, sin esperar eventuales retardatarios habían vendido ya los pasajes!!! No nos queda más remedio que tomar el vuelo siguiente… al cabo de poco tiempo resulta que no hay sitios en los vuelos siguientes… hay 5 sitios para el vuelo del día siguiente a las 2 de la tarde y otros 5 para el vuelo de las 7 de la tarde. Nos desmonta todos los planes y nos obliga a escoger quién vuela antes y quien después! Decidimos que los que van por primera vez a Moyobamba se irán antes y los otros después. Montse, aunque sea primeriza se va con el grupo de los “veteranos”. Nos alojamos en el hotel dentro del aeropuerto… estamos todos cansados y después de cenar algo nos acostamos.

DÍA 18.04.2019 – JUEVES- La mañana pasa rápidamente y los primeros 5 se embarcan para Moyobamba, el vuelo es cortito con respecto al anterior y es de día así que podemos disfrutar del paisaje que se ve desde la ventanilla, pasamos por encima de la cordillera de los Andes, preciosa cadena de montañas verdes y en un nada aterrizamos en Tarapoto donde nos espera un mini-bus para llevarnos a Moyobamba con nuestras maletas solidarias! Las dos horas de camino hacia nuestro destino final pasan rápidamente entretenidos como estamos mirando el paisaje que nos rodea intentando familiarizarnos con este país y su clima tropical.

Llegamos a Moyobamba donde nos reunimos con Maritza y los otros participantes de este evento que ya están allí algunos desde hace días. Nos dan la bienvenida una prima de Maritza, Enith y su marido, con Julio y mientras recorrimos las calles del pueblo para ir al bar del hermano de Maritza tenemos el primer encontronazo con la realidad local; a las esquinas de las calle mujeres con un carrito venden el “plátano frito” cortado por la mitad y relleno de salsa de queso o de maní, nos lo ofrecen y probamos por primera vez esta deliciosa especialidad de la cual tanto nos han hablado!! Llegamos por fin al bar del hermano de Maritza donde nos esperan los demás y unas bandejas de pollo frito con patatas!! Después de la cena nos acostamos pronto ya que al día siguiente estamos citados a las 5 de la madrugada para salir de excursión hacia Tingana, una reserva natural cerca de Moyobamba. Sobre la medianoche llegan los 5 del segundo grupo que salieron más tarde de Lima. Es el fin de este largo día y del viaje de ida hacia nuestro evento.

DÍA 19.04.2019 – VIERNES – Después de haber pasado la segunda noche intentado descansar nos encontramos a las 5 de la madrugada con otra gente del evento que viene a la excursión, no logramos tomar ni un café ya que la cocina abre a las 6! En varios mini-bus vamos hacia el embarcadero donde unos barquitos a motor nos llevan más adentro a lo largo del rio Mayo. La fascinación por el paisaje nos hace olvidar la falta de café y el madrugón que nos hemos pegado! Nos estamos adentrando en la selva! Estamos atentos a cada detalle para intentar asimilar todo lo posible de este paisaje extraordinario, más aun cuando, llegados a la base de Tingana, y después de un buen desayuno, nos trasladan a unas canoas para seguir por el rio ya que el ruido del motor de los barquitos molestaría a la fauna local. Entrados en pleno en la vegetación exuberante podemos ver varios monos saltar de una rama a otra, un oso perezoso colgar de un árbol, varios nidos entrelazados en las ramas, mariposas de colores y tamaños inusuales, mientras escuchamos los pájaros canturrear al nuestro alrededor. La excursión se acaba en la tarde cuando volvemos al hotel donde nos espera la cena con todos los integrantes del evento de este año y Maritza que nos explica cómo se desarrollarán los días siguientes. Cenamos y acabamos el día con un baile donde Julito y Prizca con un divertido “despacito” nos tienen intrigados!!!

DÍA 20.04.2019 – SÁBADO – Feria del Corredor – El día de hoy empieza con la distribución de las tareas de cada uno; después del desayunos nos dividimos; algunos van a subir al Morro agua y a poner indicaciones para los participantes a la carrera, los médicos dentistas empiezan sus visitas previas para después poner en marcha un sistema de prevención e higiene bucal, otros se van con Maritza a la plaza donde se montan varias mesas para las inscripciones, la ruleta, las informaciones y todo lo que rodea este gran evento! Llega pronto la hora de la comida mientras llegan también los que por la mañana han tenido tareas lejos de la plaza, nos reunimos todos y por turnos vamos a comer a casa Candy, que por fin puedo ver en persona después de leer la descripción hecha por Maritza en su libro. La tarde pasa rápida atendiendo a los inscritos a la carrera que pasan por la ruleta para ganarse su camiseta de Tangarana….o su premio de consolación!!! Por la noche cenamos todos juntos en la esquina de la plaza en una pollería donde nos sirven pollo con unas deliciosas papas. A la vuelta al hotel nos paramos un momento como de costumbre en un hall donde hay conexión wi-fi para mandar y recibir mensajitos… y para tomar un pisco helado!

DÍA 21.04.2019 – DOMINGO – Evento Morro Xtrem 2019 – Por fin ha llegado el día del evento! Después del desayuno de la mañana nos trasladamos todos con mini-bus a Calzada, pueblo a las faldas del Morro de donde sale la carrera de 4 – 10 – 20 Km. y donde se montan otra vez las mesas solidarias para la distribución de las prendas de las maletas solidarias y de donde por la tarde saldrán los participantes a la carrera. Me encuentro un poco ….descolocada… hay tanta ropa!… y tanta gente que con su numerito pide una o dos prendas! Sinceramente temía este momento… una cosa es que te cuenten la pobreza y las necesidades y otra cosa es tocar la mano y ver las caras y los ojos de la gente de allí, cruzar miradas… algunas desafiantes y orgullosas, otras curiosas, otras de agradecimiento y otras aún tristísimas… estas son las que te dejan con el corazón en un puño!… y entonces de repente valoras todo el trabajo hecho, no solamente en estos días sino durante todo el año por la ONG Tangarana, y te olvidas del cansancio, de la falta de sueño y del dolor de tu rodilla que te impide trepar al Morro y te obliga a sentarte más de lo que en estas circunstancias deberías!! El día pasa volando en un andar detrás de las mesas intentando organizar con los otros voluntarios, la distribución de la ropa, cada uno tiene su propio criterio, pero al final prevalece la necesidad de dar… dar y dar!… y entonces da igual el color del numerito, al niño que te mira con aquellos ojos negros le das los juguetes de tus nietos que en su día le compraste con tanto cariño, a la madre que te pide cualquier cosa le das lo primero que te pasa por las manos… y así hasta que alguien te reprende… que se necesita orden, que hay que respectar unas reglas, entonces me aparto… no puedo con aquellas miradas!! Me voy a la ruleta donde hay más tranquilidad y donde se dan camisetas y gorros y bolsos de Tangarana y la gente sale feliz con su conquista!!! Llega la hora de la salida de la cursa… que emoción! Los primeros ya salen!… y pasas las horas distribuyendo y distribuyendo!!… también los integrantes de nuestro grupo ahora se preparan para la carrera y nos dejan solos en las mesas!… y seguimos distribuyendo! Al final viene Maritza y nos aparta a mí y a Montse de las mesas, quizás con su perspicacia haya intuido mi cansancio físico y mental… nos lleva a la mesa donde hemos comido y nos deja a charlar con el alcalde… Se acaba también la carrera, los participantes vuelven… algunos magullados… se premian a los ganadores, se recoge todo y se acaba también esta edición del Morro Xtrem 2019. Nos vamos a Moyobamba en el taxi que nos ha mandado Jan, se lo agradezco, mi físico no habría aguantado más la espera del autobús! Se acabó.

DÍA 22.04.2019 – LUNES – La vuelta – Esta mañana volvemos, después del desayuno y de las palabras de despedida y de agradecimiento que Maritza ha querido que cada uno de nosotros dijera, nos saludamos con grandes abrazos, intercambio de teléfonos y promesas de estar en contacto y de volver a vernos lo más pronto posible. Por mi parte ha sido una gran experiencia, de vida, colaboración y de amistad. He tenido la oportunidad de conocer a unas personas estupendas que no quiero perder de vista. He vivido en persona las páginas del libro de Maritza que estoy traduciendo y que tenía ganas de tocar con la mano. No puedo que dar las gracias a Maritza, primero y a todos los integrantes de nuestro grupo de Barcelona, y a todas las personas maravillosas que he encontrado y que me han brindado su amistad. Gracias y hasta pronto.

Gabriella Guenzati