Así comenzó mi experiencia en la maratón 10 k Morro Xtrem 2019, lesionado 1 semana antes del viaje, canilla inflamada, tobillo morado y mi vieja lesión de desgarro de meniscos. Sabía que no iba ser fácil pero las ganas estaban más fuertes que nunca y sobretodo por el gran equipo que es CE Tangarana, una ONG que ayuda mediante el deporte como cultura a niñas y niños a que puedan estudiar y tener una mejor vida, ese fue el impulso que tuve para no abandonar esta carrera. La energía de la gente hizo que el día viernes subiera al Morro con mis dos sobrinos Joaquín y Ana Paula y el equipo encargado para señalizar el camino, y el sábado salgamos de la plaza de Calzada junto con mi cuñado, mi prima Andrea y los sobrinos hacia el Morro ida y vuelta, 11.33 km, pero lo logramos, gracias a todos por el apoyo.

Diego