Pau Olazaguirre, desde Barcelona

Este fue mi primer viaje a Perú para ser más concretos a la ciudad de Moyobamba , al decir verdad no tenia muy claro lo que iba a encontrar allá. Pero me encontré con una experiencia única e inolvidable.

Para empezar me gustaría hacer referencia a lo que es el territorio y la gente de Moyobamba. Fue algo increíble ver la acogida de la gente, su forma de ser , su amabilidad y transparencia. Muchos piensan que la gente de Sudamérica tiene mucho que aprender de los europeos y puede que en algunos aspectos sea así.  Pero sin lugar a dudas los europeos tenemos muchos que aprender de esa gente, sobretodo de su forma de ser como son positivos ,amistosos y como te lo transmiten. Para mí ha sido un placer poder trabajar con todos ellos y compartir tantos y tantos momentos.

Respecto al territorio creo que es único y más en estos tiempos que vivimos hoy día. El paisaje verde, la mezcla de los pueblos con la naturaleza sus ríos, cascadas ,animales…

Pero por encima de todo lo que me impacto fue la majestuosidad del morro sobre todo cuando lo subes y sientes esa energía con sus vistas desde la cima.

Respecto al proyecto Tangarana me sorprendió muy gratamente, todo y saber de ello con anterioridad, jamás imagine la magnitud que tiene en la zona de San Martín.

Solo ver el volumen de personas que mueve tanto colaboradores como personas de la población de Moyobamba y alrededores. Te hace ver lo necesario y la gran utilidad que tiene para esta gente, realmente sentí que la ayuda que proporcionamos a esta gente es muy necesaria en dicha zona.

Creo que es un proyecto con un gran futuro por delante, que aún está en una fase de crecimiento debido a que con el poco tiempo que tiene (4 años) ha  tenido un crecimiento muy rápido.

También y para acabar me gustaría hacer referencia a los miembros de esta gran ONG como es Tangarana desde el primer al último día me sentí como en casa, y esto se debe a que cada uno de los miembros formamos una gran familia. Los cuales compartimos unas mismas metas y objetivos.

Muchas gracias por todo Tangarana.