Jovita García, desde Moyobamba

Ser parte de este hermoso y noble proyecto centro excursionista TANGARANA, en la cual estoy desde su nacimiento, invitada y motivada por mi amiga Maritza Alva, quien es mi motivadora principal para ser parte de un grupo lindo, entusiasta que une gente de diferentes edades, para caminar o correr, el cual me hace sentir super bien, igualmente asiste mi hijo Segio Alonso, cada martes y sábados que se programan los entrenos, además que me da gusto poder dar un poquito para contribuir al área social, en beneficio de nuestros apadrinados.

Bueno nunca había corrido ni un kilómetro, desde que estoy en el CET, algunas he participado en las competencias que nos invitan, siempre llenándose de motivación por los demás participantes…y bueno participo, aunque no logre un primer puesto, pero mi deseo es participar y llegar a la meta…no importa cuánto tiempo me demore, pero llego y es lindo sentir esa sensación de satisfacción cuando se logra algo y eso me hace sentir muy bien.

Ser parte  del morro extrem 2018,  fue una linda experiencia, ya que en los años anteriores solo me atrevía a participar en la caminata de los 4k, tenía mucho temor a la oscuridad  de la noche, y demás pensamientos que se vienen a la mente por el miedo….pero me animé hacerlo….mi hijo Sergio  me dijo mamita yo te acompañaré para que no tengas miedo…, con él corrimos juntos hasta la falda del morro y un poco más, durante el recorrido me iba esperando hasta que me dijo …mami no te quedarás sola….estarás acompañada de los demás participantes …yo avanzaré…. Y claro el subió y retornó muy bien sin problema llegó a la meta…mucho antes que yo…. Sergio me dijo que participa no por seguirme sino porque le gusta y se emociona ser parte del evento.

fuimos avanzando con mucha emoción con todos los participantes que iban como gacelas y ser parte de ello es emocionante, cuando me quedé sola muchas veces me caí, me levante y seguí, por primera vez sentí unos calambres que no me dejaron avanzar, pero gracias al apoyo de los voluntarios que estuvieron allí, pude sentirme más aliviada , así llegué a la cima del morro, al bajar sentí miedo, en partes que no había gente, pese a que había pasado por esos caminos en el día en la noche era totalmente diferente parecían caminos como si no los  conociera, me guiaba de las señalizaciones que pusieron, que sirvió de mucho, en algunos espacios no los había y seguía pensando que si será el camino o no, me quedaba parada un momento, hasta que pronto veía una lucecita que alguien subía, eran los competidores que estaban haciendo los 20 km, realmente en el camino iba concentrada donde pisaba para no caerme, realmente es admirable para aquellos chicos que llegan a los primeros puestos y claro con la experiencia que van teniendo en competiciones como esta, pero igual aunque no soy una experta seguiré caminando y corriendo, y quizás prepararse mejor poco a poco, pese a los temores y al cansancio que sentí, no me arrepiento,  lo volviese hacer…..y  lo seguiré haciendo junto a nuestro CENTRO EXCURSIONISTA TANGARANA, y seguir invitando a todos quienes deseen tener una dosis de adrenalina y una dosis de apoyo para muestro proyecto, que día a día va creciendo, cuanto más seamos podremos apoyar más.