Mi “Base Morro”
Cuando leí las crónicas de mis amigos dije, ¿qué paso contigo?, pues me puse a escribir, y por medio de esto quiero compartir mi experiencia del Morro Xtre 2017, pues me toco la “Base Morro”, con la ayuda de Rosita Vásquez, Roler de Calzada y otros amigos, montamos la carpa en espera de los competidores.
Hasta ese momento no me di cuenta sobre la importancia de mi pequeña base y el rol protagónico que tendríamos para animar a las personas, anunciar po los alta voces los comunicados que dejaban las personas para sus familiares, a quienes les esperaban en la plaza de Calzada. Realmente alegre, Maritza me dió un nuevo reto, sin saber que este sería animar una actividad, aunque sea en medio monte y derepente con la esperanza que me escuchen en todo momento los árboles y los animales, jajajajajaja, es una broma, algo que nunca había hecho, pero lo hice, y lo más importante que al final de la jornada nuestro sacrificio y el de todos valió la pena. Sería mezquino no mencionar a Ismael Chincha que me ayudó a llevar la carpa en un camión y Mardonio del Castillo, quien en todo momento nos dio ideas para animar y estuvo atento en todo momento que el campamento “Base Morro” tengas condiciones, con su aporte nos agenciamos para poner la luz y poder brindar ayuda a los competidores 4K que bajan cuando el sol fue a dormir, y como siempre con sus lindas locuras nos ayudó a solucionar el tema de la música, al final pusimos el micrófono a lado de los parlantes de su camioneta para seguir entreteniendo a las personas. La música sonaba bien. La verdad que estoy alegre, siempre seré voluntario, aunque en Tangara siempre estoy ayudando porque mi hijo Jeyco es socio, y a sus cuatro años no puede sumir todavía alguna responsabilidad. El Morro Xtrem, me devolvió la confianza, y me recordó nuevamente que con la ayuda de los amigos y de las personas que conoces en el camino se puede lograr muchas cosas. Gracias a
todos por la oportunidad.